Meditando comprendí

Por Olivia Nuño

Tengo tantas cosas que compartir que no encuentro con cuál comenzar, pero creo que esta es la mejor forma de hacerlo.

Grandes cambios han acontecido en mi vida en todos los niveles, pero comparto un poco de los cambios espirituales y emocionales.

No sé con certeza cuándo fue que acepté que no existen las dicotomías, por ejemplo: amor-odio, bueno-malo, bonito-feo. Una serie de eventos “afortunados” me hicieron entenderlo, comprendí que es el juicio quién le pone nombre a las emociones.

Todas nuestras emociones tienen una carga energética que oscila en una frecuencia alta o en una frecuencia baja. Solo hay dos emociones base, de las cuales se derivan todas las demás y son el amor y el temor.

Del amor se deriva la gratitud, la alegría, la fé, la caridad, la bondad (pero recordemos, estos son solo diferentes nombres que le damos al amor). Del temor se deriva la ira, la venganza, la tristeza, el sufrimiento, la avaricia, etc.

Meditando comprendí de pronto que cada emoción, independientemente de que esté basada en el temor o en el amor, lleva una energía implícita. Esta energía la podemos utilizar a nuestro favor de acuerdo a las situaciones que queremos experimentar en nuestra vida, no debemos desperdiciar ninguna energía que se manifieste a través de nosotros, Sigue leyendo

Anuncios

La lista del “Kool Aid”

Texto original escrito por Olivia Nuño

Hace alrededor de doce años mi mamá (a quién ya conocieron si han leído el post anterior) nos propuso a mis hermanos y a mí decir en voz alta las cosas por las que estábamos agradecidos a manera de oración. Comenzó ella “gracias por mi familia, el trabajo, la salud, el alimento, etc”, y así sucesivamente del mayor al menor fuimos agradeciendo prácticamente lo mismo todos, pero al llegar el turno del más pequeño, en ese entonces de algunos cuatro o cinco años dijo “Gracias por el “kool aid” (polvo para preparar aguas de sabores), ya imaginarán la gracia que a todos nos causó, pero ese era su agradecimiento, el más sincero de todos, eso y nada más.

La capacidad de sentirnos agradecidos por las pequeñas cosas nos engrandece, la diferencia está en notarlas, porque al reconocerlas somos capaces de disfrutarlas aún más, a conciencia.

La gratitud, dicen los expertos, mejora nuestra salud. Sabemos que el 90% de la composición de nuestro cuerpo es agua, los pensamientos de gratitud y de bienestar afectan favorablemente las moléculas del agua en nuestro cuerpo. Sigue leyendo

Mamá hoy quiero decir…

Texto original escrito por Olivia Nuño

Este es el mes del día de las madres, y aunque Adina Chelminsky dice algo muy cierto acerca de cómo en un día queremos compensar todo lo que no damos en el año, yo confieso que a mí sí me llega la nostalgia. Es mi cuarto día de las madres pero sigo sintiendo que el día es para mi mamá. Así que este post se lo dedico a ella.

Yo siempre la he admirado, y cómo no, si desde hace mucho tiempo se hizo cargo de mí y mis tres hermanos. Pero decirles que la admiro por su labor de madre, está de más. Les voy a decir por qué la admiro como persona, mejor dicho, como SER HUMANO.

Ella es una mujer con voluntad, determinada que se atreve. Y si ustedes conocieran el contexto tan religioso y limitante en el que ella se crío no creerían que pudiera hacer todo lo que ha hecho.

Admiro cómo encara las situaciones, admiro la calidad de su trabajo, siempre excelente, no me lo ha dicho pero creo que una de las leyes que la rigen es “si no lo vas a hacer bien, no lo hagas”. Es limpia, ordenada, organizada e inteligente, de su caligrafía y ortografía mejor ni hablar, exquisita. Su porte y su andar harían temblar hasta a Gaby Vargas. La he visto marcarse metas que en un principio observo incrédula, pero para mi asombro lo logra, siempre lo logra.

Ella siempre estudia, gracias a Dios, al universo, a los ángeles o a quién se lo deba agradecer, eso se me pegó un poco.

Ella nos ha dado la suficiente libertad para que tomemos nuestras decisiones, con tropezones, metidas de pata y demás.

Pero lo que más admiro de ella es cómo puede cambiar su punto de vista Sigue leyendo

Los 10 Sí, para el pensamiento positivo

Texto original escrito por Olivia Nuño

¿Funciona la técnica del “Pensamiento Positivo”?

Mi respuesta es CLARO QUE FUNCIONA, últimamente he leído un poco acerca de los contras de esta técnica. Que puede ser un factor paralizante para la ejecución. Pero yo creo (hablo en base a mi experiencia) que es un promotor de la acción, por lo siguiente.

1. El pensar positivo siempre, te ayudará con la resolución de problemas, ojo, no hablo de creer que con solo pensar las cosas se resolverán solas,  sino que el pensamiento positivo te dará un enfoque diferente para resolver cada situación, serás parte de la solución, no parte del problema.

2. En una situación en la que usualmente te sientes estresado, presionado, juzgado, el pensamiento positivo puede relajarte. Si estás relajado es más probable que las cosas te salgan bien.

3. El tener una actitud positiva te abre la mente, por ejemplo, en mi caso me ayuda con la “lluvia de ideas”, apunto todo lo que se me ocurre, que me emociona, y al final analizo cada cosa y determino qué es lo más viable, próximo, y mejor para mi vida. Y lo EJECUTO. Sigue leyendo