De esencia natural

Por Olivia Nuño

Defiendes las posturas de los partidos represores, manipuladores y egoístas, como si la caída de estos afectara tus intereses, como si fueras dueño de un banco. Te enoja ver un cambio en la psique colectiva y no te das cuenta que son estos gobiernos los que te tienen endeudado, enfermo, obeso, frustrado y alejado de tu corazón, conciencia y esencia verdaderos.

No te quieres dar cuenta que son estos gobiernos los que permiten que la gente muera de hambre, los que ordenan a los sistemas de salud que nos enfermen, nos esterilicen y nos quiten el alimento, ofreciéndonos basura para comer y a precios elevados. El hambre de poder es una enfermedad, pero el hambre de alimentos es una verdadera injusticia, egoísta e inhumana.

La tierra es tan noble y abundante que requiere pocos cuidados para ofrecernos alimento sano en abundancia, alimento que nos permita evolucionar, crecer y heredar un planeta sano y basto. Todos podemos alimentarnos, todos podemos educarnos y crecer, pero hay unas cuantas personas a las que esto no les conviene, ¡pero no!, tú no eres una de esas cuantas personas. Tú eres parte de un pueblo manipulado, engañado descaradamente, alejado de ti mismo con sus abusos y distracciones. Te convencen de que no se puede vivir de otra manera, de que las personas que sonríen y son felices con poco son unos ignorantes, mediocres y payasos.

Te esconden las nuevas tecnologías que no abusan del medio ambiente, si estas no pueden utilizarlas para enriquecerse y volverse más poderosos.

Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver, y así el pueblo ha sido violado, reprimido y engañado en sus narices sin hacer nada.

Te da miedo la gente que se opone a los abusos, la gente que dice BASTA, sin darte cuenta que son ellos quienes están dando la cara por ti porque tú sigues dormido, aletargado, indiferente.

Te hacen creer que no sabes nada, que todo te lo tienen que enseñar, que llegas al mundo sin ninguna información y te mandan a escuelas donde te vuelven un robot de producción y consumo en serie. Convierten a seres humanos en soldados dispuestos a matar defendiendo posturas que no les corresponden. Ningún ser humano, absolutamente ningún ser humano quiere en su corazón acabar con la vida de otro. Todas estas perversiones son la consecuencia de una infancia violentada, abusada, consecuencia de la falta de respeto que hay hacia nuestros niños su integridad y dignidad.

La escases de alimento y el constante (y programado) caos en los sistemas económicos han provocado que las mujeres se alejen de sus hijos, que a los 40 días de nacidos ya estén siendo cuidados por personas ajenas, no tiene sentido, la mujer paga para que le cuiden a sus hijos y trabaja para poder pagar este servicio, es un gran engaño.

Alejando a las madres de sus hijos le han dado al clavo para desconectar a todo el mundo de su esencia, de su divinidad, su pureza y su sabiduría.

No se trata de política, se trata de humanidad, de hermandad y de conciencia. Se trata de salud, nutrición, evolución y justicia. De amor, familia, naturaleza, arte y belleza.

La verdad es universal, no se puede ir por mucho tiempo en contra de la verdad, porque la verdad resuena dentro de cada uno de nosotros. Todos queremos sonreír, amar más, amarnos tal como somos, dejar de juzgarnos a nosotros mismos, confiar en los demás y crecer. Todos queremos que nuestros hijos se nutran y puedan jugar en libertad, queremos que sean seres humanos con valores fuertes, que sean incorruptibles*, que tengan seguridad, fuerza, que conozcan sus talentos, que sean honestos, amorosos y felices, sobre todo felices.

No hay necesidad de pelear, de defender posturas, “la verdad” no es una postura es simplemente la base sobre la cual yace la existencia. Pelear es seguir durmiendo, para hacer que la verdad resuene cada vez más y nos recuerde quiénes somos tenemos que ser ejemplo. Tenemos que encontrar dentro de nosotros esta verdad hasta que nos impregne por completo y nada nos mueva de nuestra esencia profunda y pura

Que cada día bebamos el néctar de nuestro corazón que es el amor hacia nosotros mismos y los demás. Que sepamos ser tolerantes y respetuosos con los procesos ajenos, sabiendo que en la perfección de la naturaleza no hay error.

*Incorruptible: que no se puede corromper o podrir

Anuncios

2 thoughts on “De esencia natural

  1. GRACIAS OLIVIA POR RECORDAR-ME Quien soy, y darme la oportunidad ahora cuando lo he recibido de refrescar mi mente correcta, esa mente conectada a la Verdad, a la esencia, al Amor en mayúscula, Al Amor de Dios, de la Fuente de dónde estamos todos conectados y unidos y de la cual nos hemos olvidado….Gracias a tu post, me das la oportunidad acordarme de mi-nuestro propósito, que es sólo lo “bueno”, para mi y para todos mis hermanos…besossss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s