Acción

Por Olivia Nuño

No, no he abandonado el blog. Lo que me falta es disciplina y tal vez cazar la inspiración. La buena noticia es que lo mucho o poco de disciplina que tengo la estoy orientando a mejorar mi empresa (buena noticia para mí Ü)

Hace aproximadamente un año me pelee con “el sistema de consumo” (por ponerle un nombre) y lo abandoné casi por completo. Ahora, al fin, encontré un equilibrio.

Primero renuncié a mi trabajo, después me entregué al destino y en el destino encontré lo que hoy amo hacer. Me han preguntado ¿crees que debo dejar mi trabajo, rutina, carrera, etc?, no lo sé, a mí me funcionó. Creo que más bien es una cuestión de convicciones, cuando algo no te convence y permaneces ahí estás traicionándote a ti mism@ (y eso señores, NO es bueno).

Pero este post trata de las verdades universales para mejorar tu productividad, ya sea como alto ejecutivo de BOMBI o como máster yogi.

Verdad número 1. “Al que madruga Dios le ayuda”

En esta etapa de freelancer que estoy viviendo me he encontrado con que por más “persona nocturna” que diga que soy, el día no me rinde igual si me despierto después de las 10 am (me gustaría decir que me despierto antes pero mentiría). Digamos que el Sol nos llena de energía para hacer las cosas.

Verdad número 2. Itinerario

De qué te sirve despertar a las 7 de la mañana si no sabes qué vas a hacer. Es importante llevar una agenda, post it’s ó lo que te funcione para registrar tus actividades del día siguiente. En mi caso divido mis actividades en “HACER” – “LLAMAR” – “MAILS”. Para mí ha sido importante ir detallando cada vez más las actividades de cada día en la agenda. En este punto es importante saber que nuestro cuerpo está más dispuesto a ayudarnos con las actividades que requieren mayor esfuerzo físico por la mañana y en las actividades más relajadas por la tarde (hay que tomarlo en cuenta).

Verdad número 3. “HOY HOY HOY”

Y no es la campaña de Fox, hay que hacer todo lo que se pueda este día, no dejes un correo que puedes responder en este momento para “al rato”. Aquí viene otro punto, si empezaste y sabes que lo puedes terminar ¡termínalo! Si no lo comenzaste ¡Comiénzalo!

Verdad número 4. Relájate

Dedica un momento del día (si puedes agendarlo, mejor) para la contemplación, relajación ¡descanso cerebral!, detén la maquinita por un momento (no entres a facebook, twitter, no le llames a nadie y no pienses en el trabajo, tampoco en el fulanito, sutanita, que te encanta, etc), este espacio es para ti, para el silencio. Ojos cerrados, unos minutitos y al final un automasaje en la cara, movimientos circulares con el cuello, círculos hacia adelante y hacia atrás con los hombros y respiración profunda. ¡Refrescante!

Verdad número 5. Haz lo que disfrutas

Tal vez lo has leído muchas veces, pero es verdad, “Si te gusta tu trabajo, no tendrás que trabajar un solo día de tu vida”. No tiene caso (porque no habrá un verdadero compromiso) hacerte la idea de mejorar tu productividad si no te gustan las actividades que desempeñas cada día. No es sano en ningún sentido someterte al estrés de hacer algo que no quieres hacer, de ser así, tu cuerpo encenderá las alertas para avisarte que estás en el lugar equivocado. Y como no queremos eso, mejor ser congruentes y felices.

__________________________________________

Espero que pronto la disciplina me alcance para ser más constante en mis publicaciones. Si tienen algún tema en mente que les gustaría que se expusiera en Feliz por elección, sugiéranlo en la zona de comentarios y con gusto lo tomo en cuenta.

“Que cada acción sea una creación y no una reacción” Mao Tse Tung

Anuncios