Buscando respuestas

Por Olivia Nuño

He observado que casi todas las personas nos hacemos las mismas preguntas y, en mi experiencia, he comprendido que las respuestas no son las mismas para todos, pero definitiva y mágicamente la vida responde a esas preguntas siempre.

La manera de la vida (Dios, universo, guía, etc) de dar respuesta a todas las preguntas es muy sutil. Requiere una verdadera y comprometida atención a todos los sucesos que ocurren día a día. Para lograr esta atención debemos estar presentes, una mente dispersa en asuntos del pasado o el futuro no es consciente del “eterno ahora”.

Un consejo práctico es dejar de creer en las casualidades, y comenzar a prestar atención a todo lo raro que nos ocurre sin que haya una causa aparente, porque es una de los medios que la vida usa para respondernos.

En un taller, Santiago Pando (creer es crear), habló de la “sincronía” y dio un ejemplo muy claro para entender que nada es casualidad, dijo: “Si en este momento entrara al salón de pronto un chinito, y dijera -oh, disculpen, me equivoque de salón-, nosotros diríamos –ah, se equivoco- y seguiríamos en lo nuestro”. Pando continuó: si esta misma escena la viéramos en una película, pensaríamos “en algún momento vamos a saber por qué el chinito entró al salón”. La vida es igual, nada ocurre solo porque sí.

Retomando la idea de encontrar respuestas a nuestras preguntas, otra manera infalible de encontrarlas es la meditación. Meditar es silenciar la mente para tener claridad. Al principio puede parecer difícil detener el tráfico de pensamientos, pero tratar de meditar sin cesar el pensamiento sería como hablar con un amigo al que le quieres pedir un consejo, contarle lo que te aqueja y luego seguir hablando de cualquier otra cosa para decirle adiós sin haberle permitido aconsejarte nada.

La naturaleza es también gran maestra. Todas las respuestas que buscas están escritas en ella. Las estrellas, la luna, el sol, los árboles, el agua, las flores, están cargados de mensajes importantes que, si lo permites, te guían a encontrar tu misión, tu esencia y el sentido de tu existencia.

Todo lo que quieres saber está constantemente frente a ti, eres tu quien no te permites a ti mismo darte cuenta porque en algún momento de tu vida te vendaste los ojos para compartir la idea común de que la vida es dura.

La vida es hermosa, siempre, todo depende de que te deshagas de todos los cristales con que la habías mirado, y comiences a verla con tu corazón. Las dificultades son grandes maestras, las alegrías son alimento para nuestro ser. Todo es parte de un maravilloso plan divino.

Solo observa

Sígueme por Twitter aquí

Anuncios

4 thoughts on “Buscando respuestas

  1. Wow! Ayer charlaba sobre el mismo tema con una buena amiga, donde le compartia que hay que estar atento a lo que nos presenta la vida.
    Hoy que paso por aqui veo que hay algo que quiere mostrarme, asi que estare muy atento.

    Abrazos!!

  2. Hace dos día que releo tus escritos, tu bitácora de viaje y me maravillo de los lugares visitados … conocidos y transitados por mí como por muchos de mis compañeros en este espacio tiempo … es increíble como TODO esta relacionado … Gracias por compartirlo libremente yo hago lo mismo … Saludos … Jonnael

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s