Mitos y verdades sobre la búsqueda de empleo

Texto original escrito por Olivia Nuño

Mi amigo rico y feliz me propuso que escribiera un post sobre “Mi actitud para encontrar trabajo”, se refiere a la actitud que tuve hasta la renuncia a mi último empleo

No ha sido suerte que siempre que he querido ser empleada he encontrado el trabajo que se adecúa a mis expectativas y mis necesidades. En esa cuestión siempre he sido clara conmigo misma respecto a lo que quiero.

No tengo carrera completa (aunque estoy programando mis objetivos para reanudarla en el 2011), pero nunca me he sumergido en la idea de “no hay trabajo”, “solo contratan a los titulados”, “no puedo tener un buen sueldo si no he terminado mis estudios”.  Mi “Currículum Vitae” no es un documento que demuestre que tengo muchísima experiencia en algún área, ni es un listado enorme de todos los estudios que tengo, tampoco de todas los cursos a los que he asistido. Es básicamente un documento que dice de manera breve en donde he trabajado, y las capacidades informáticas y de idioma que tengo.

Entonces ¿cómo he hecho para conseguir mis trabajos?

Aquí están los mitos y verdades que he descubierto:

Mito #1 “Busca trabajo de acuerdo a tu carrera”.

Verdad: Tienes que definir qué es lo que quieres, qué te gusta. No porque seas Lic. en Administración tienes que buscar un trabajo como administrador, tal vez iniciaste o terminaste esa carrera por darle gusto a tus papás, cuando lo que a ti te apasiona es otra cosa. Le duela a quien le duela.

Mito #2 “Busca las ofertas de trabajo que hay en: anuncios, periódicos, internet”

Verdad: Elige cinco lugares en donde te gustaría trabajar, ¿están contratando? Eso no importa. Preséntate con tu currículum, consigue una entrevista. Por un momento imagina que eres el dueño o el encargado de recursos humanos de una de estas empresas. Si un día llega una persona que formalmente te pide una entrevista es muy probable que se la des. Durante la entrevista, esta persona se ve segura, te dice claramente cuáles son sus virtudes en referencia a algún puesto, te habla de su disposición para aprender y de cómo sería un empleado proactivo generador de soluciones. Es muy probable que le des una oportunidad para que demuestre lo que dice o al menos lo tendrás como prospecto. Todos los empresarios quieren tener un equipo de trabajo productivo, que entienda el objetivo de su puesto, que trabaje en base a ese objetivo, que genere soluciones. Antes de mi último trabajo me presente en cuatro empresas que no anunciaban que estuvieran contratando, en tres de ellas me ofrecieron trabajo y fui yo la que decidí en cuál quise trabajar.

Mito #3 “No puedo trabajar ahí porque se requiere tal o cual habilidad”

Verdad: No tengas miedo a los retos, en mi último empleo comencé en el puesto de “diseño y publicidad”, yo no sabía ni pi de corel, photoshop o ilustrador. Pero me presenté a una entrevista y mi jefe valorando mi actitud decidió mandarme a un curso intensivo de diseño, ¿qué tal?, algo parecido me pasó al presentarme para un puesto en un hotel local se requería el idioma inglés, mi inglés no es fluido pero mi entrevistador dijo “aquí vas a practicar”, a fin de cuentas no trabajé ahí porque decidí hacerla de diseñadora (en ninguno de los dos lugares tenían anunciado que estuvieran contratando).

Mito #4 “Entre más currículum vitae envíes, es más probable que consigas trabajo”

Verdad: “Entre más currículum entregues en mano del entrevistador, es más probable que consigas trabajo”. Nada como dar la mano y presentarte.

Mito #5 “El sueldo lo determina mi nivel de estudios”

Verdad: No revisé el dato que voy a dar a continuación pero creo que algo como el 80%  de los empleos te capacitará para el puesto que vas a desempeñar (excepto los puestos especializados como el de contador, y … no se me ocurre ningún otro). Así que ve con un sueldo en mente, averigua más o menos cuánto pagan por un puesto similar y no aceptes menos, pero se realista al fijar la cantidad en tu mente.

Mito #6 “El sueldo es la única ganancia que obtengo de mi trabajo”

Verdad: “El pago extra” (que muchas veces es mayor al sueldo). Valora todo lo que aprendes en cada lugar en el que trabajas (y en cada situación que la vida te presenta). Intenta aprender lo más que puedas de cómo funciona la empresa, cuáles son sus sistemas, qué libros lee tu jefe (si tienes  la suerte que yo tuve de tener un jefe que lee mucho), todo esto te servirá después. Éste video te lo explicará por mí (date tiempo de verlo).

A continuación te paso unos tips:

-Analiza tus aptitudes: ¿eres buen expositor?, ¿trabajas mejor solo?, ¿trabajas mejor en equipo?, ¿eres productivo bajo presión?, ¿eres proactivo?, ¿eres creativo? Evalúa todas las características que creas que son importantes respecto a tu forma de ser y habilidades. Conocerte te da una gran ventaja.

-Dile a quien te entrevista porqué sería bueno contratarte. No sientas pena de decir cuáles son tus puntos fuertes (al fin que ya te conoces), pero no caigas en la arrogancia.

-Siempre escribe en un apartado de “información adicional” en tu currículum las características que te hacen el candidato ideal para el puesto. Esto es por si no consiguieras entregarlo personalmente al encargado de la contratación.

-Sé formal. Llega puntual a tus entrevistas, bien vestido, bien peinado, pon especial atención al cuidado de tus manos: uñas cortas y limpias, sigue así si consigues el puesto (y si no también)

-No caigas en la mentalidad de “donde me den trabajo”, no vas a estar conforme porque no será lo que buscas, ni el sueldo te va a convencer y te sentirás frustrado todo el tiempo que trabajes ahí.

-Toma en cuenta que cuando envías tu currículum o te presentas en un lugar “porque están contratando”, entras en competencia con muchos otros, el entrevistador probablemente está cansado y pudiera no ser objetivo al momento de elegir al mejor candidato. Aunque si el puesto que ofrecen es lo que quieres, busca la manera de conseguir la entrevista.

-Cree en ti. Si tú no lo haces nadie lo hará. Conócete, quiérete y no te conformes.

Esas son mis recomendaciones, es lo que a mí me ha funcionado, te lo comparto por si te pudiera ser útil. Haz que la empresa vea en ti carácter y soluciones, no una fuga de dinero cada vez que te pagan.

Generalmente no contratan los correctos estudios, sino la correcta actitud.

“La perseverancia siempre vencerá al talento y a la apariencia” Aaron Brown

ÉXITO!

Puedes seguirme en Twitter aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s