Complejo de elefante de circo

Texto original escrito por Olivia Nuño

Post dedicado a Sergio del Águila mi follower 200 en twitter

Hace unos días llevé a mi hijo al circo (bonito pretexto “llevé a mi hijo”) y no pude evitar sentir pena por los animales que presentan en el espectáculo; hermosos caballos percherones y tigres blancos, muy bien entrenados para el entretenimiento de chicos y grandes.

No había elefantes en este show, pero recordé que en algún lugar leí que cuando los elefantes del circo son cachorros los amarran con una cuerda que está sujeta a la tierra con una estaca, y el pequeño elefante no puede moverse más allá de la circunferencia que le permite su cuerda. Al llegar a la adultez el método sigue siendo el mismo. Aunque el elefante tiene una fuerza magnífica y un tamaño impactante, sigue sujeto por la cuerda y la débil estaca que lo mantiene inmóvil.

A veces como al elefante, en nuestra infancia nos son impuestas afirmaciones como “no eres bueno para los deportes”, “eres un tonto”, “no se te dan las matemáticas”, “eres muy terco”, “eres muy impulsivo”, “las mujeres deben ser de X manera”. Y así crecemos reafirmando una y otra vez las ideas que aceptamos porque la educación nos enseña “los niños no saben, los adultos sí”.

Lo que nos diferencia de los animales es la razón (al menos eso dicen) y valiéndonos de nuestra razón podemos comenzar a crear nuevas afirmaciones en nuestra vida.

Es muy importante que analicemos si algo de lo que somos ahora que no sea de nuestro agrado ha sido a raíz de estas imposiciones.

Piensa en las virtudes y aptitudes que te gustaría tener y que no tienes, analiza las que te llamaban la atención desde pequeño y que por criticas te desmotivaste y desististe. Cada una es una estaca, tal vez no puedes sacar todas al mismo tiempo, pero ahora eres consciente de que te puedes liberar, una por una.

Lo peor es que esto llega aún más lejos, de niños también nos son impuestas enfermedades. Hace alrededor de un año y medio llevé a mi hijo con un doctor (muy recomendado) que no era su pediatra de cabecera porque ésta no estaba en la ciudad, el niño presentaba un cuadro de inflamación traqueobronquial (bronquitis pues). El doctor hizo su auscultación, y el diagnóstico fue “Este niño tiene asma, vas a tratarlo al menos hasta “X” edad con tales medicamentos, no podrá jugar futbol, ni correr mucho, no podrá bla bla bla bla” Pueden imaginar mi cara, no soy doctora ni nada parecido, pero creo que no puede darse un diagnóstico de ese tipo si el doctor no tiene el historial de enfermedades respiratorias de mi hijo.  Por supuesto que no acepté su respuesta, le pedí que expidiera la receta para su bronquitis.

En este caso, era muy obvio para mí que el niño no tenía asma, ya que no se enfermaba con mucha frecuencia de las vías respiratorias. La intuición de una madre es una brújula muy acertada. Si yo me hubiera dejado llevar por la idea de “usted es el doctor y yo no sé nada” estaría dándole un tratamiento de químicos a mi hijo, y lo más seguro es que se hubiera enfermado de verdad. Y además lo hubiera sentenciado a “no puedes correr, no puedes jugar, no puedes, no puedes, no puedes”. El es muy feliz corriendo descalzo, jugando futbol y comiendo helados. Y muy sano, si lo veo feliz sé que su cuerpo crea las defensas necesarias. Y este tema de la salud continuará en otro post.

La idea es que ya estamos suficientemente grandecitos para deshacernos de las estacas del pasado que nos mantienen inmóviles. Mucho de lo que nos dijeron eran manifestaciones inconscientes de las frustraciones de la persona que nos hacia la afirmación.

También es un llamado a hacer consciencia del efecto que podemos causar en la mente de un niño. Por favor de ahora en adelante afirmen a sus niños que ellos pueden, que algunas cosas requieren esfuerzo, dedicación, constancia, que si en este momento no lo han logrado, después lo harán. No enfermen a los más pequeños con afirmaciones que los desmotiven, el barómetro de si un niño va por el camino correcto es su felicidad.

No seamos el entretenimiento de otros, vivamos para nuestra felicidad, libres y responsables.

ÉXITO

Puedes seguirme por Twitter aquí

Anuncios

6 thoughts on “Complejo de elefante de circo

  1. Wow, Olivia me dejas sorprendida, algun dia entendi que yo no tengo un problema con mis hijos, sino que mas bien mis hijos tienen un problema conmigo. Sacar las estacas que se quedan tan profundamente enterradas en nuestras almas y mas aun borrar las cicatrices es sumamente dificil. Yo estoy en una lucha constante por ser la madre que yo siempre imagine que seria. Hay veces, la mayoria, que se me olvida que lo mas importante es dejarlos ser felices, antes que encasillarlos en esto no esta bien, esto es de mala educacion, no debes de hacer eso, no grites, no brinques. Soy una madre sumamente estricta y creo que eso no aporta mucho a su felicidad. Gracias por el blog me siento muy AFORTUNADA de haberte encontrado.

  2. Estela, primero que nada muchas gracias por tomarte el tiempo para comentar, es motivante que el contenido de mi blog sirva para alguien. Los niños sí necesitan disciplina, por supuesto, pero también tenemos que darnos cuenta si las restricciones que tenemos con ellos son para su bien o porque nosotros estamos “quedando bien” con los demás. Y principalmente nuestros niños deben darse cuenta que es una prioridad para nosotros ser felices, así ellos aprenderán con el ejemplo.
    Que tengas un excelente día! Bienvenida a Feliz por elección

  3. …la intuición de una madre es la de una bruja, felicidades!! veo que el enano está ayudándote a crecer muy rápido. Ese efecto suelen causar esas bendiciones que nos mandan.
    Los “errores de pensamiento” (así les llamo yo), se transmiten de generación en generación, siempre hay que estar pendiente de los nuestros primero, para asi poder heredarles a nuestros hijos pensamientos sanos y libres… por ahí lei que la libertad es lo único que nos hace responsables y paradójicamente siempre educamos queriéndo hijos responsables como resultado, y estamos llenos de miedo y desconfianza en ellos (nuestros hijos)… coartamos su libertad. (como al elefantito), saludos Olivia!!

  4. Qué lindo comentario de alguien que me conoce bien! 🙂 ..
    Y lo que escribes es importante “paradójicamente siempre educamos queriendo hijos responsables como resultado, y estamos llenos de miedo y desconfianza en ellos, coartamos su libertad”.
    Gracias por el favor jaja

    Seguimos creciendo!
    Te veo pronto 😉

  5. que certero es este post..hace un timepo me di cuenta que mis padres me dejaron un mal complejo donde yo(como niña) no podia ni debia meterme en conversaciones de adultos y hace poco me di cuenta que sigo con ese complejo donde estaba en una platica con personas mayores que yo alrededor de gente de 60 y 70 años y yo no se porque, no hablaba solo observba..despues reflexione y me dije”porque no opino si ya soy un adulto” soy honesta en ese momento me senti un poco intimidada pero reflexionando me di cuenta que eso no debe ser asi y haciendo una introspeccion me di cuenta que ese complejo me llevo a ser tan callada durante mi infancia y adolescencia.
    ahora soy mama de una nena super despierta que esta por cumplir 2 años y se que esas aptitudes de “no debes y no puedes” para nada son buenas..
    me gustan mucho tus post,olivia un saludo!

  6. No hay nada más bonito que darnos cuenta que siempre podemos liberarnos de cosas del pasado. La verdadera felicidad está en aprender constantemente de nosotros mismos y de las situaciones que vivimos. Gracias por tu comentario Noemí, enriquece mi blog. Abrazos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s