Camino a lo desconocido

Texto original escrito por Olivia Nuño

“VALOR”

La semilla no puede saber lo que va a pasar: nunca ha conocido a la flor y ni siquiera puede creer que contiene el potencial de transformarse en algo semejante, en una hermosa flor. El viaje es largo, y siempre resulta más seguro no emprenderlo porque el camino es desconocido, nada está garantizado. Mil y uno son los riesgos del trayecto, muchas son las trampas; y la semilla está segura, escondida dentro de su dura coraza. Pero la semilla lo intenta, hace un esfuerzo: se deshace de la protectora cáscara, que es su seguridad, y empieza a moverse. Inmediatamente comienza la batalla: la lucha contra el suelo, las piedras, las rocas. La semilla era muy dura pero el brote será muy, muy blando, y los peligros serán muchos. No había peligro para la semilla; hubiera podido sobrevivir durante milenios. Sin embargo, para el brote existen innumerables peligros: brota hacia lo desconocido, hacia el sol, hacia la fuente de luz, sin saber dónde, sin saber por qué. Pero la semilla está dominada por un sueño y, entonces, se mueve. Lo mismo es el camino para el hombre. Es arduo y requerirá mucho valor.

-Osho, Dang Dang Doko Dang

Como la semilla, ir detrás de un sueño, confiar en nuestra intuición, es la razón de nuestro  ser.

Si notas que tu vida está girando en un ciclo de enfermedad, desinterés, depresión, apatía. Esto quiere decir que estás tomando las decisiones equivocadas. Estás en el círculo equivocado. Tu espíritu te está hablando, te llama para que realices un cambio.

La vida se vale de toda su creación para que conozcamos la verdad. Se ha valido hoy de la enseñanza de una semilla. Y se ha valido muchas otras veces de lo simple y cotidiano de la vida para que vivamos una experiencia extraordinaria. Tu intuición no se equivoca. No dudes más en realizar ese cambio. Cuando nuestros actos son dirigidos hacia el cumplimiento de nuestros más profundos anhelos el resultado será la satisfacción, el gozo y la plenitud.

Deja que el mundo te viva a ti. Eres creación y creador. Crea tu realidad, no te ates al pasado, no te preocupes por el futuro. Crea y vive tu presente. Disfrútalo.

En algún lugar leí “yo no pinto para comer, como para pintar” y “nuestra pasión debería ser nuestra profesión”. No es ridículo, no es una ilusión, muchas personas viven de sus pasiones, se llenan y regocijan de las experiencias que esto les deja. Tu tarea es encontrar ¿qué es?, y después tomar cada oportunidad que la vida te presente que te vaya llevando a ello.

En la revista Selecciones, de Readers Digest, que antes me encantaba (ahora ha perdido mucho contenido y calidad, desde mi punto de vista) leí alguna vez al final de un artículo una pequeña anécdota que me quedó muy presente. Le preguntaron a un escultor de castillos de arena cómo hacia tan hermosas obras, el contestó: Hago un cerro de arena y le quito todo lo que no tenga forma de castillo.

Como el escultor, a nuestra vida quitémosle todo lo que no tenga la forma de nuestro sueño, nuestra creación será la más maravillosa.

ÉXITO!

Puedes seguirme por Twitter aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s