¿Cómo entrenar a tu dragón?

Texto original escrito por Olivia Nuño

Más que hablar de la experiencia de ver una película infantil en 3D ó de la sinopsis de la película les voy a decir lo que a mi mente vino cuando terminó la función.

Conforme crecemos vamos perdiendo la conciencia del lazo que tenemos con nuestra esencia, digo que perdemos conciencia porque este lazo siempre está ahí, solo que ocupamos nuestra mente en otras cosas.

Todos tenemos el dragón dentro de nosotros, y de nosotros ha dependido que el dragón sea salvaje, que no nos obedezca,  que creamos que nos hace daño. Queremos controlar nuestras emociones a la fuerza, queremos cambiar para ser más productivos, para lograr lo que queremos, para agradarle a tal persona, para muchas cosas, decimos tengo que cambiar ya. Lo queremos hacer de repente, violentando nuestro dragón, forzándolo. Y como diría mafalda “lo urgente no deja tiempo para lo importante”

Primero tenemos que entrenar a nuestro “dragón interno” con amor, conociéndolo, respetándolo (no puedes cambiar algo que no conoces), porque cada dragón es diferente, debemos darle la oportunidad de decirnos sin palabras cuáles son sus características, sus fortalezas, sus debilidades, qué tipo de alimento es el adecuado para él. Después podremos irlo moldeando, enseñándole lo que queremos, aunque para nuestra sorpresa, podrá ser que él nos enseñe a nosotros lo que él quiere, el sabe cuál es su misión, sabe qué le gusta, no le interesa qué le gusta a los demás, él es libre el disfruta su condición de dragón.  Tal vez lo hemos tenido dominado con cadenas, con bozales, porque tememos que al dejarlo libre nos lleve a lugares que no conocemos, nos aleje de la gente de la que tenemos apegos, nos enfrente a todo eso de lo que hemos estado huyendo que es de nosotros mismos.

Hemos temido a acercarnos a este dragón porque su presencia nos parece imponente, dominante, y es que así es. Cada uno de nosotros tiene una gran fuerza dentro, una fuerza mística, que podemos entender poco a poco, entrenar para que nos permita acercarnos a él cuando así lo deseemos. Imagina las posibilidades que tendrás una vez que logres acercarte a él sin miedo, una vez que logres montarte en él y usarlo como un nuevo vehículo para lograr lo que deseas LO QUE DE VERDAD DESEAS.

Amando a tu dragón estarás amándote a ti mismo, cuando se dirigen a ti con amor respondes con alegría. Si te diriges con amor a tu esencia, si le pides a tu dragón que te guíe, el te dirá “si”, en cambio, si de repente y sin aviso quieres cambiar una actitud, un hábito, una costumbre, el dragón no lo permitirá, pondrá toda la resistencia. Conociéndote a ti mismo, viajando a tu interior, acompañando a este dragón olvidado es como podrás hacer verdaderos cambios.

Curiosamente en la película, es éste niño aparentemente débil, el que logra acercarse y domar al dragón más poderoso, más misterioso. Todos llevamos dentro  a los niños que fuimos, a los niños soñadores, a los niños que siempre estuvieron en contacto con su dragón, usa de nuevo a ese pequeño para reconectarte con tu dragón, el seguramente te recordará y tu seguramente lo recordarás a él.

Pregúntate ¿cómo te entrenas? ¿con amor o con violencia?

“De diez cabezas, nueve embisten y una piensa” Antonio Machado

ÉXITO

Sígueme en Twitter aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s