¿Donde está la felicidad?

Por Olivia Nuño

La felicidad no excluye de ella los sentimientos de tristeza, nostalgia, pena. Estamos acostumbrados a pensar que lo contrario de “feliz” es “triste”, cuando en realidad lo contrario de “contento” es “triste”. En realidad la felicidad no excluye ninguna experiencia de la que podamos aprender y a partir del aprendizaje crecer.

No podemos evitar sentirnos tristes, pero si podemos evitar sufrir. Acontecimientos que nos entristecen seguirán ocurriendo pero está en nuestras manos decidir si sufrimos por ellos ó aprendemos.

La felicidad es fluir con las emociones que sentimos y las situaciones que experimentamos en la vida. La felicidad es siempre aprendizaje, admiración, actitud optimista y decisiones asertivas.

La persona que elige ser feliz lo hace sobre cualquier contexto en el que su vida se desenvuelve, poco a poco este contexto se convierte en el ambiente perfecto que el alma busca.

Ser feliz es saber que la vida es ahora, que la percepción del futuro es optimista, que las visitas al pasado son solo para ver nuestros avances.

Ser feliz es vivir en congruencia y hacia nuestros más altos objetivos. No se puede ser feliz si Sigue leyendo

Anuncios

Vamos México!

Texto original escrito por Olivia Nuño

Pretendemos tener una selección ganadora pero, ¿qué es lo que hacemos? Criticar, concentramos nuestra atención en lo que NO queremos, no está en nuestras manos mejorar el rendimiento de ningún jugador, no está en nuestras manos decidir cuál será la alineación para el próximo partido. Perdemos tiempo juzgando situaciones sobre las cuales no tenemos ningún tipo de control.

A dónde voy con todo esto, a que generalmente el actuar humano es así. Tendemos a darle mucha más atención a las cosas que no nos agradan, nos disgustan, que a lo que disfrutamos y apreciamos.

Dicen sobre la ley de atracción “A lo que te resistes, persiste”, si tenemos toda nuestra conciencia colectiva puesta en los errores que se cometen, estos van a seguir ahí, si por el contrario nos concentráramos en las decisiones bien tomadas, el gozo de estar unidos por algo y la emoción que esto nos trae, entonces otra cosa sería. Sigue leyendo

¿Escuchas a tu cuerpo?

Texto original escrito por Olivia Nuño

Cuando te “enfermas” en realidad tu cuerpo quiere decirte algo, obviamente las cosas no van bien, pero no solo quiere decirte que tienes que comer más sano ó que tienes que hacer más ejercicio.

El cuerpo es un sistema complejísimo y perfecto. El hecho de que el cuerpo “falle” en alguna de sus funciones debe ser tomado inmediatamente como una llamada de atención. Una invitación a un análisis de qué es lo que a nivel emocional y mental pudo haber provocado la enfermedad.

He llegado a la conclusión de que la magnitud de la enfermedad es directamente proporcional al tiempo y/o la intensidad del “problema emocional o psicológico” que no se ha atendido y que ha desencadenado la enfermedad

Por emocional me refiero a: Sigue leyendo

El burro y el pozo

El siguiente cuento lo leí hace mucho en la revista Selecciones Readers Digest, y hace poco una amiga me lo envió a mi correo. Es tan linda la enseñanza que se los comparto.

“El burro y el pozo”

Un día, el burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal rebuznó fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo qué hacer.

Finalmente, el campesino decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.

Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a tirarle tierra al pozo. El burro se dió cuenta de lo que estaba pasando y se desesperó horriblemente.

Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra. El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vió…

Con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increible: Se sacudía y daba un paso encima de la tierra. Muy pronto todo el mundo vió sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.

“La vida va a tirarte tierra, todo tipo de tierra… el truco para salir del pozo es sacudírsela y usarla para dar un paso hacia arriba”.

Lindo ¿no?

Tenemos dos opciones: permitir que nuestros problemas nos hundan ó usarlos como escalones para crecer y salir adelante.

ÉXITO!

Puedes seguirme por Twitter aquí

No se permiten máscaras ni personajes

Texto original escrito por Olivia Nuño

Me contaba un amigo que hace días vio a una botarga (persona disfrazada con el traje que representa alguna compañía, equipo) que estaba bailando muy gracioso.

Y ya saben que a mí todo me pone a pensar, primero pensé lo divertido que debe ser estar completamente cubierto y poder hacer las locuras que a uno le vengan en gana, después pensé en el calor que debía tener (pero eso no es lo importante por ahora).

Lo interesante (al menos para mí) es el poder desinhibidor que tienen las máscaras en nosotros, es algo como pensar “No soy yo, así no me pueden juzgar, juzgarán a mi personaje”, como el niño que juega a desaparecer cuando se tapa los ojos “ya no estoy yo”, “lo que queda aquí no SOY yo”. Pero el juego de las máscaras es muy desgastante.

Con cuántas máscaras vamos por nuestra vida, a quién le permitimos conocer a nuestro verdadero YO, pienso que a veces no lo vemos ni nosotros mismos. Somos maestros en el arte de cambiar rápidamente de máscara Sigue leyendo

Gracias Spiderman

Texto original escrito por Olivia Nuño

El juguete favorito de mi hijo se ha perdido, no lo he buscado exhaustivamente, con nostalgia les cuento que no ha habido necesidad de hacerlo.

Por casi dos años este spiderman era prácticamente una extensión de mi hijo. No salíamos de casa sin él, era motivo de risa para amigos y conocidos. Pero yo reconozco que fue de gran ayuda tenerlo. El juguete le daba la confianza y la seguridad de un súper héroe a mi hijo, a la hora de la comida spiderman le enseñó qué alimentos son saludables y cuáles son chatarra. Es muy gracioso ver a un niño de tres años preguntando ¿esto es saludable? ¿me pone fuerte o panzón?, por supuesto que esto no evita uno que otro dulce, pero ha sido genial porque prefiere la fruta.

Alguna vez ya había pasado que se extraviara el susodicho, y la tristeza de mi enano movilizó a toda la familia, al final lo encontró él en un cajón (ya saben de esos cajones de los expedientes secretos que nadie abre nunca).

El arácnido héroe sale en todas las fotos de un mes para atrás, tenía ya despintadas sus telarañas, los pies gastados y constantemente lo tenía que lavar porque era todo terreno, alguna vez le dije a mi hijo Sigue leyendo